Contraloría ordena suspender a la Secretaria General Diana Martinez, en investigación del contrato de la Primera Dama

La primera ficha del entuerto del contrato de la primera dama del distrito Cinthya Perez Amador, que cae en medio de la investigación que adelanta la Contraloría Distrital de Cartagena, es la Secretaria General Diana Martinez Berrocal.

En la tarde de este viernes 9 de octubre, se conoció la decisión del ente de control, ordenando la suspensión de la mencionada funcionaria de su cargo, mientras se termina el proceso de investigación que cursa contra el posible detrimento patrimonial con el contrato de OPS que le entregaron a la Primera Dama del Distrtito, y que de acuerdo con el órgano de control, hubo una violación al régimen de asignación de honorarios, ya que la contratista no cuenta con los requisitos para acceder al salario de 7 millones de pesos, sino que su formación solo le permite llegar de acuerdo a la escala salarial, a una asignación de $2.200.000.

El ente de control fiscal señaló que la suspensión cautelar de Diana Martinez Berrocal se produce, porque fue ella misma quien elaboró los Estudios Previos del contrato de la Primera Dama, pero al mismo tiempo, la oficina de Talento Humano de la alcaldía que fue la dependencia que elaboró el contrato, es una dependencia adscrita al manejo directo de la propia Secretaria General Diana Martinez, por cuanto esta tiene manejo de todo lo relacionado con la contratación y puede incidir o entorpecer la investigación.

La Contraloría ha sostenido que la OPS de Cinthya Perez obedece a un Contrato de Prestación de Servicios de Apoyo a la Gestión, además que la primera dama solo acredita estudios técnicos, y así es imposible que pueda prestar Servicios Especializados, por cuanto no tiene una formación como profesional especialista en ningún área del conocimiento; además, que en los estudios previos del contrato, en ningún punto, se argumentó o justificó las razones por las cuales el contrato se firmaría como un cargo de Servicios Especializados Alta Confianza.

Así las cosas, el alcalde Dau, queda con la obligación de proferir el acto administrativo para oficializar la suspensión de la funcionaria y de esa manera no incurrir en graves faltas disciplinarias, que podrían costarle su estadía en el primer cargo de la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *