Funcionario de Cardique denuncia que lo están acosando por negarse a entregar Licencias Ilegales al alcalde de Santa Catalina

Una película de terror ha vivido Milton Rafael Montaño Pájaro en su lugar de trabajo, la Corporación Autónoma Regional del Canal del Dique, luego de negarse a expedir de acuerdo a sus denuncias, de manera ilegal unas licencias para la prospección, exploración y explotación de pozos de agua al municipio de Santa Catalina, que hace años padece por falta del preciado líquido.

Milton Montaño, denunciante.

Todo inició con la recepción de las solicitudes No. 0548, 0549 y 0550 del 28 de enero de 2020, -con los seriales identificados con los siguientes numerales: 7600089048006920001, 7600089048006920002 y 7600089048006920003- correspondientes a unas solicitudes de trámite administrativo de dos permisos de prospección y exploración de aguas subterráneas, así como una solicitud de concesión de aguas subterráneas, respectivamente, formuladas por el MUNICIPIO DE SANTA CATALINA, firmadas por su alcalde Manuel Polo Simancas.

La finalidad de las solicitudes del mencionado alcalde, es la tan necesaria y aclamada optimización del sistema de acueducto en los corregimientos de Loma Arena, Pueblo Nuevo, Colorado y El Hobo del Municipio de Santa Catalina, así como la construcción de pozos para el proyecto de acueducto, de los corregimientos de dicho municipio, para lo cual la Subdirección de Gestión Ambiental, determinó la liquidación del cobro por los servicios de evaluación mediante Concepto Técnico 136 del 19 de febrero de 2020, en $6.255.381. (Ver Documento CT-136-2020 M. Santa Catalina Permisos VITAL)

Manuel Polo, alcalde de Santa Catalina.

Sin embargo, la liquidación de esos montos a pagar ya estaban hechas desde el año 2019, en los conceptos que fueron emitidos Concepto Técnico 395 del 27-05-19 (CARDIQUE-M. Santa Catalina) y el Concepto Técnico 1025 del 10-12-19 (M. Santa Catalina-CARDIQUE), por la misma Subdirección de Gestión Ambiental de CARDIQUE, con valores el primero de $4.758.000 y el segundo por $7.787.279, situación que el funcionario consideró debía ser aclarada, para impartir el trámite correspondiente porque el municipio de Santa Catalina había pagado un valor distinto, el cual estaba soportando el alcalde con un escanner de una hoja donde aparece un monto por ese valor pero que es ilegible su contenido, en el cual ni siquiera la fecha del documento puede identificarse ni la entidad donde se realizó la transacción, además la alcaldía no aportó el volante de consignación ni pantallazo de transferencia efectuada para demostrar el pago.

Scanner enviado por el municipio de Santa Catalina para soportar el pago.

A partir de ese momento, cuenta el empleado que el Secretario General de Cardique, Mario Ernesto García Martínez empezó con las actuaciones que denuncia como acoso y persecución laboral. En su narración Montaño asegura que al encontrarse con varios conceptos y varias liquidaciones por distintos valores, decidió comentarle del tema a la asistente del Secretario General, y desde entonces, recibió llamadas de manera insistente y le informó de otro concepto técnico con el número 136, es decir, la respuesta era la misma pregunta que estaba haciendo: ¿Por qué había un nuevo concepto si ya estaban dados los conceptos y liquidaciones de ese proyecto?

Lo sorprendente del tema que está escrito en la queja laboral de Montaño es que el Municipio de Santa Catalina sustenta las solicitudes de permiso de prospección y exploración de aguas subterráneas, y la concesión de aguas subterráneas, con el mismo documento, es decir, para el mismo proyecto acuden a la autoridad ambiental para requerir, al mismo tiempo, un permiso de prospección y exploración de aguas subterráneas, y una concesión de aguas subterráneas, lo cual va en contravía de lo establecido por el artículo 2.2.3.2.16.14 del Decreto 1076 del 26 de mayo del 2.015, por medio del cual se expide el “Decreto Reglamentario Único del Sector Ambiente”, el cual establece que debe existir resolución de permisos de prospección y exploración para luego poder solicitar la concesión de explotación, por lo que no sería correcto ni legal, acceder a esas pretensiones del Municipio de Santa Catalina, y de acuerdo a lo que expresa el funcionario es que la única forma en la que puede ocurrir que se otorguen los tres licencias de manera simultánea es que el municipio de Santa Catalina viniera explotando el agua subterránea, con anterioridad a las solicitudes y sin licencia; y en ese caso, debería ser sancionado por Cardique.

Mario García, Secretario General de Cardique.

De acuerdo a lo que narra el abogado Montaño, se negó a realizar el respectivo trámite, por considerar que es ilegal, lo cual denunció. El 30 de julio fue la última fecha de discusión sobre el tema con el Secretario General de la Corporación, a quien dice le colgó una llamada telefónica para no seguir recibiendo insultos y maltrato en ese momento. Ese mismo día Mario García ordenó sustraer a Montaño del proceso y hacer un nuevo reparto para seguir el trámite. El caso particular fue ventilado en el Comité de Convivencia Laboral de Cardique, que de acuerdo a la versión del empleado, el Secretario General no atendió el llamado, ni respondió las peticiones del mismo, por lo que presentó tutela ante un juez, que ya fue admitida, el proceso es llevado por el abogado Wadid Paez y coadyuvado por la Veeduría de la Rama Judicial, que anunció también especial vigilancia a las licencias que sean expedidas en este proceso.

Milton Montaño Pajaro tiene reportado en la oficina de Talento Humano de Cardique algunos padecimientos que le otorgan condiciones especiales de salud, como son hipertensión arterial, y gastritis crónica con reflujo gastroesofágico, situaciones que ante lo que denuncia como un acoso laboral, que lo hace temer el despido de su trabajo, lo condujeron a depresión crónica, insomnio y otras afecciones de salud.

De manera confidencial, fuentes de Cardique contaron a Otra Visión que, el secretario general Mario García ha tenido inconvenientes personales con el abogado Montaño, porque considera que su desempeño para el cumplimiento de sus funciones no ha sido bueno, razón por la cual le otorgó una calificación baja y eso desató la rabia del trabajador.

El caso del denunciado acoso laboral ya se encuentra en manos de las autoridades judiciales, y por otra parte, el municipio de Santa Catalina ya está adelantando los pozos para el acueducto y no se sabe a ciencia cierta de que forma están adelantado los trabajos en el mencionado municipio, si las licencias fueron expedidas o no, con que concepto técnico, o si fueron validados los soportes ilegibles suministrados por el municipio, de cualquier modo podrían verse afectados los trabajos de acueducto y el problema del agua, seguiría sin resolver.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *