Gremio de trabajadores del entretenimiento pide ayuda en medio de la pandemia del Coronavirus

Un día normal era lleno de alegría. Despertarse tarde a desayunar y almorzar al mismo tiempo, mientras escuchaba los quejidos de su mamá que estrilaba porque nadie le ayudaba a lavar los platos, era parte de la rutina de lunes a jueves de Teddy Fajardo, los viernes, sábados y domingos eran sus días laborales como Bartender en una discoteca de Cartagena, pero hace ya más de un mes que sirve un solo trago, su lugar de trabajo está cerrado por las medidas contra el coronavirus.

Sus ingresos hoy son nulos, y desesperado con sus pocos ahorros, se las ha ingeniado para sobrevivir en medio de esta crisis, que sobre todo considera ha estado mal planificado su tratamiento desde el principio, «Cartagena es una ciudad que vive del turismo y de esta clase de negocios, del entretenimiento nocturno, de la rumba para todos, para los turistas, visitantes y para los propios nativos, a nosotros por naturaleza nos caracteriza la alegría, el baile, pero somos el gremio más olvidado», dijo Teddy con una irónica sonrisa, mientras rebuscaba algo en los bolsillos de su jean.

Te interesa leer: Familiares de fallecido con Covid – 19 se negaron a hacerse la prueba

Cualquier cosa pudo haber encontrado menos un billete o una moneda, que sirviera para comprar algo de alimento a su hija que tiene menos de 1 año, y que se convierte en una afectada más de esta terrible situación, «ya no se ni que hacer, mercado a mi casa no han traído, la discoteca ya no tiene plata para pagarnos a los trabajadores y no podemos exigirle porque sabemos que es verdad, si me pongo a vender en la calle pongo en riesgo a mi mamá, a mi hija, a mi esposa y yo mismo y luego ¿quién trabaja?», su gesto ya no fue de sonrisa sino de tristeza y decepción, cerró los ojos, frunció el ceño, mientras giraba su cabeza en señal de negación.

Teddy Fajardo un Bartender, desesperado que busca ayuda en medio de la crisis.

Para no perder práctica, Teddy se dedica todos los días a servir la comida y llevarla de la cocina al comedor, a hacer acrobacias con los vasos llenos de jugo, simulando hacer las mezclas de los cocteles, enfrentándose a los nervios de su madre que lo mira con nostalgia y a las sonrisas de sorpresa y alegría inocente de su pequeña hija, así concilia la lavada de los platos y despeja por algún tiempo su mente de las preocupaciones.

En medio de ese desespero y zozobra por la escases, de comida, de dinero y de ayuda,  las redes sociales han sido la única forma que le ha quedado para que su mensaje llegue a la alcaldía o a la presidencia, según Teddy son muchas las personas de ese gremio que atraviesan esa difícil situación, sin apoyo ni atención de nadie, en su casa la comida cada vez es menos y dinero para comprar ya no tiene, «ya ni los pagadiario le prestan a uno, porque fui donde uno y lo primero que me preguntó era que de donde iba a sacar plata para pagarle después, que en este momento ellos tampoco están prestando», dijo Teddy.

Te interesa leer: ‘Horrorosos’ sobrecostos en pruebas rápidas de Covid – 19 serían de 300 millones, evidenciarían chats

Los representantes de este gremio de trabajadores del entretenimiento, han pedido al Gobierno Nacional desde hace días concertar soluciones para esta crisis, sobre todo en ciudades como Cartagena que viven del turismo y de estas actividades económicas que ocupan una gran parte de la economía de la ciudad, al mismo tiempo que piden la ayuda e intervención del alcalde de Cartagena, para que se establezcan acuerdos con el gremio y que los ayude a sobrellevar esta temporada.

Teddy Fajardo se despidió con un saludo de codo, dio la vuelta, agachó la cabeza y caminó lento para cruzar la reja y entrar a su casa, cuando se quitó el tapabocas dijo en voz alta, «ojalá alguien nos pueda ayudar».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *