Le niegan atención en Centro de Salud a un hombre por tener Covid – 19

—Yo empecé con unos síntomas de gripa ahí sencillitos—. Con estas palabras inició José Apolinar Palma De la hoz el relato de su caso de Covid-19. Es un obrero de 46 años residente en el corregimiento de Bayunca, y cohabita con tres amigos. —Comencé a tratar la gripa, porque tenía fe en Dios, que sólo fuera eso, una gripa normal, pero pasé unos días bastante malucos. Como no mejoraba fui al puesto de salud de Bayunca como afiliado del régimen subsidiado de la EPS Coosalud. Me prestaron atención médica y me recetaron unos medicamentos. Me hicieron la prueba del Covid-19 y me enviaron a casa, esto ocurrió el día 11 de mayo. Cinco días después me notificaron el resultado—.

En las palabras de José Palma se le puede discernir inmerso en una paradoja, porque ha sido la noticia más negativa que ha recibido en toda su vida: Positivo para Covid-19. Bajó el rostro y prosiguió con su relato. —Eso fue lo último que supe de la EPS Coosalud, porque desde ese momento no me llamaron más. Quedé a mi propia suerte. Y he experimentado, además de los síntomas del pernicioso virus, que por el hecho de estar contagiado, soy como una especie de delincuente, porque me sentí como un individuo de alta peligrosidad, y más que abandonado. Me determiné en llamar a la Superintendencia de salud y expuse el caso, y como que surtió efectos, porque casi que enseguida me empezaron a llamar. Sentí cierto alivio, porque pensé que iba a ser tratado como un ser humano, pero la decepción no tardó, las llamadas no fueron sino para preguntar datos, datos y más datos: cuánto esto, cuánto aquello, sólo me llaman para pedir información. Prometieron que iban a poner un médico que estuviera al tanto, pero a la fecha no he visto a nadie, ni por teléfono, porque pareciera que temen contagiarse del virus a larga distancia—.

Enfermera rompió protocolos y viajó de Cartagena a Piojó contagiada con Covid – 19

¿Qué es lo que más te preocupa? —Ya le iba a explicar. Resulta que la primera y única vez que me atendieron, me formularon un medicamento tan fuerte que me deterioró la mucosa gástrica, y ahora estoy más complicado con la gastritis que con el Covid-19, como dicen por ahí: “Peor la cura que la enfermedad”, y estoy padeciendo de una gastritis crónica y abandonado por la parte médica de la EPS Coosalud. Sólo me llaman para pedirme datos, del resto no les importa el paciente. En la madrugada del lunes 18 de mayo, al límite de mi resistencia al dolor y por sentirme con falta de aire, fui a la urgencia al puesto de salud de Bayunca, cuando llegué allá me trataron como un individuo de alta peligrosidad, me dijeron que no me iban a atender, y además, que yo tenía que estar encerrado, como si mereciera morir por el hecho de tener el virus. Me amenazaron con echarme la policía, porque yo estaba violando las normas. Y yo me pregunto, ¿No las han violado ellos negándome los primeros auxilios? Me ignoraron, y en últimas, ni me atendieron ni gestionaron nada, y a esta hora, estoy dependiendo de un milagro de Dios, en cadena de oración de mis amigos, para que Él no me deje morir—.

Esa es la estremecedora y triste experiencia de José Palma con el Covid – 19 en Cartagena. El Distrito se pregunta: ¿Por qué aumentan los casos de contagios y muertes por Covid-19 en Cartagena? He aquí la razón: porque su gobierno anda haciendo o diciendo necedades o tonterías. En una palabra: pendejeando. El día 18 de mayo notifiqué a la directora del DADIS, Johana Bueno, sobre el caso del señor José Palma, y lo único que procedió a hacer hasta el momento es pedir los datos del paciente. Se supone que la obligación primera del Distrito es garantizar el derecho a la salud y a la vida, para que el paciente no fallezca. Además, procurar las pruebas de aquellos que cohabitan con él, y hacer seguimiento al núcleo de contacto. Pero es una vergüenza que ni el DADIS ni la EPS Coosalud cumplan con su responsabilidad. Lo más indignante es, que el alcalde William Dau, limite su gestión administrativa a endilgarle toda la culpa del aumento de contagios y muertes a la población Cartagenera, y quiera lavarse ahora las manos a fuerza de decretos.

*Por Pedro Villa Pérez

 

Obligan a familia a cremar un fallecido No Covid, a pagar 7 millones y no pudieron ver si era o no su familiar

Clínica El Bosque quiere cremar a la fuerza el cadaver de una anciana que no murió por covid 19, el drama de una familia

Un comentario sobre «Le niegan atención en Centro de Salud a un hombre por tener Covid – 19»

  1. La razón por la cual se están contagiando muchas personas aquí en Cartagena nos es más q la infinita negligencia por parte del sistema de Salud. Mucha porquería.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *