Murió hace 13 días, la cremaron y aun no llega el resultado de la prueba del Covid-19

La mañana del jueves 14 de mayo inició la travesía de una mujer con su madre de 54 años, que presentaba fiebre y dolencias en el cuerpo, la paciente padecía diabetes e hipertensión, por lo que  fue llevada por su hija a la Clínica Madre Bernarda pero fue rechazada, entonces se dirigieron a la Clínica Crecer, le practicaron la prueba del Covid-19 y otros exámenes, que determinaron una infección en sus vías respiratorias.

Al día siguiente 15 de mayo, fue dada de alta en horas de la mañana, pero según cuenta su hija, la mujer salió con notorias dificultades para respirar, por lo que trataba de mantenerla vigilada todo el tiempo y suministrarle los medicamentos que le recetaron. “A mi mamá le salió una infección en la vía respiratoria, le mandaron medicinas, pero resulta que mi mamá era una señora, hipertensa, diabética y con sobrepeso, ella sale con dificultades para respirar, imagínate con una infección en la vía respiratoria es lógico, pero nosotros nos confiamos porque supuestamente los médicos son los que saben” contó la hija.

En su narración, afirmó que a las 9 de la noche de ese mismo viernes 15 de mayo su madre de repente perdió el conocimiento, por lo que inconsciente, la trasladaron por sus propios medios a la Clínica Madre Bernarda, su hijo dice que llegó con signos vitales al centro hospitalario, pero poco tiempo después, recibieron la noticia fatal de que su madre había fallecido.

En la historia clínica que horas antes les habían entregado, no existe registro de las dificultades respiratorias que la mujer tenía y no saben por qué, su muerte de acuerdo con sus hijos fue producto de un paro cardiorrespiratorio, y aun no comprenden por qué no pudieron mantenerla con cuidado hospitalario desde la mañana, dadas todas las patologías que padecía y la crisis que presentaba.

El cadáver fue tratado de inmediato con protocolos Covid – 19, sus familiares más nunca pudieron verla, ya que fue enviada a cremación de inmediato por ser “sospechosa” de posible contagio, situación que a pesar de la comprensión los contrarió, ya que piensan que pudo mantenerse el cadáver con un manejo adecuado por un día, mientras llegaban los resultados y tenían la certeza de si era positiva o no; y poder decidir sobre su deseo de darle sepultura y no cremarla.

Sin embargo, sus esperanzas no eran posibles de ningún modo, pues han pasado ya 13 días del fallecimiento de su madre y el resultado de la prueba del Covid – 19 aun no llega, y no han podido establecer si su muerte estuvo asociada con el virus que ha causado la pandemia.

Los familiares en medio del dolor y la resignación, califican como insólita esta situación y esperan que algún día puedan aclararles lo que ocurrió con su ser querido. A su EPS Mutual Ser ya ni llamado le hacen, perdieron la poca esperanza que tenían, y a pesar de que debieron practicarle a toda la familia la prueba del Covid – 19, nunca los asistieron y mañana 29 de mayo culminan su periodo de aislamiento, que decidieron hacer de manera responsable y voluntaria, sin saber si en algún momento tuvieron el virus ni a cuantas personas pudieron haber contagiado.

*Foto Cortesía Caracol Radio

Le niegan atencion en centro de salud a un hombre por tener covid-19

Gobierno Nacional cierra 6 barrios Cartagena para controlar el Coronavirus

La amarga tortura de la culpa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *