Pusieron de embustero a Dios para darle el millonario contrato a la Primera Dama Cinthya Perez

La tensión por el irregular y millonario contrato que el alcalde William Dau Chamat le entregó a la Primera Dama del distrito Cinthya Perez Amador,  continúa elevándose; Otra Visión anunció hace un tiempo que el alcalde «Se metió con los trastos de la iglesia», al conocer esta información que hoy se corrobora.

En su información laboral Cinthya, consignó que trabajó desde el año 2002 hasta el año 2008 en la parroquia María Madre de los Pobres, como Secretaria de esta parroquia ubicada en el barrio El Educador, un sector vulnerable del sur occidente de Cartagena, sin embargo, llamaron la atención de este medio dos hechos, el primero que, contaba entonces con una asignación salarial de $2.000.000 (Dos millones de pesos), que remontándonos a 2008 el salario mínimo de acuerdo al decreto nacional 4965 del 27 de diciembre de 2007 fue establecido en $461.500 (Cuatrocientos sesenta y un mil quinientos pesos), es decir, por sus labores como secretaria tomando como referencia solo el último año laborado, la primera dama devengaba 4.3 salarios mínimos mensuales legales vigentes, situación que consultando con otros sacerdotes de la ciudad creyeron imposible que haya ocurrido, puesto que trasladando la asignación salarial al dia de hoy, significaría que hoy Perez Amador devengaría por esas mismas actividades unos $4.200.000, lo cual incluso es difícil que sea el sueldo de un profesional en el país.

La otra situación llamativa, es que posiblemente la iglesia se haya prestado para lo que serían unas fechorías o falsedades, con la intención de que la Primera Dama obtuviera de manera irregular 7 millones de pesos mensuales con un contrato en la alcaldía de Cartagena. Al parecer «Pusieron a Dios de Embustero», pues de acuerdo a las obligaciones legales con los trabajadores, inicialmente no aparecía en el sistema de seguridad social pagos hechos por la curia a Cinthya Perez, pero 5 días después de haber sido requeridos por la Contraloría Distrital de Cartagena que había iniciado su investigación; el día 11 de marzo de 2020 «como un milagro de Dios», la mencionada iglesia pagó la suma de $53.200.000 (Cincuenta y tres millones doscientos mil pesos), correspondientes a la seguridad social de la Primera Dama, de los años 2002 hasta el 2008. En el ambiente queda la duda lógica sobre el origen de los recursos, pues si en los años en que trabajó Perez Amador como secretaria no alcanzaron a recaudar lo suficiente para pagarle los correspondientes aportes, cómo en 5 días reunió el sacerdote Cristian Mercado Mercado todo el dinero que pagó, teniendo en cuenta también las condiciones de este humilde sector de la ciudad.

Así pues, incluso los sacerdotes dudan que una secretaria de alguna parroquia devengue o haya devengado en sueldo, más de 4 salarios mínimos mensuales, y por otro lado que no le hayan pagado la seguridad social y 12 años después de haber finalizado sus labores, haya reunido toda esa cantidad de dinero en 5 días. Todo parece indicar que para el ilegal contrato «No respetaron ni a Dios».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *